Además de la diversión, la seguridad de tus hijos siempre es lo más importante. Para no comprometer la seguridad y mantener la garantía completa, es imprescindible seguir al pie de la letra las instrucciones de montaje.